2 de febrero de 2023

El cajón de Lady Pepa

Travel, Fashion, Beauty, Culture, Lifestyle… by María José Rasero

El debut de Nobu Hotels trae al corazón de Marrakech un restaurante y lounge, una azotea panorámica y uno de los mayores spas de la marca

Uno de mis primeros viajes “largos” fue a Marruecos (para mi siempre será uno de los mejores destinos del mundo). Marrakech me parecía el lugar ideal donde, tal vez, podría vivir románticas aventuras (mi imaginación siempre me ha jugado malas pasadas) Pero, en esta ocasión, visitar la ciudad marroquí sí fue un fantástico descubrimiento… Resultó apasionante deambular por las calles laberínticas de una de las ciudades más imperiales de Marruecos. Una urbe llena de vida con una atmósfera trepidante, bulliciosa, caótica, colorista, cálida. Pasear por las abigarradas y ruidosas callejuelas de la Medina rodeada de casi 100 kilómetros de murallas es como un viaje al pasado, nos descubre innumerables zocos, palacios, mezquitas, marassas.

Podemos ver el trasiego entre compradores y vendedores, un mundo de actividad y pasión que te atrapa, donde al mismo tiempo puede imperar la calma cuando nos arrellanamos en una de sus encantadoras terrazas a tomar el típico te árabe y sentimos que se para el mundo y que podríamos quedarnos allí para siempre… Mientras tanto y cuando volvemos a la realidad mirando a nuestro alrededor nos cuesta decidir porque callecita vamos a deambular a continuación… ¿Cuál? Todas nos sugieren aventuras, en todas parece que vayamos a tocar trocitos de historia y en las que encontraremos absolutamente de todo lo que soñamos que queremos comprar, normalmente a la mitad del precio que nos piden en el inicio, pero para eso hay que ser muy hábil en el arte del regateo. 

Sensaciones imposibles de describir porque tienen que ver con sentimientos que nos despierta estos espacios exóticos de Marrakech… Es como vivir un sueño de las mil y una noche que nos conducirá irremediablemente a la plaza más famosa de Marrakech, la Djemaa el-Fna que durante todo el día se convierte en punto de reunión de todo tipo de artesanos vendedores ambulantes,  bailarines, tatuadores, encantadores de serpientes, contadores de cuentos, escritores de cartas, aguadores, contorsionistas, culturistas y residentes de todas las etnias, un número infinito de personas y actividades que abarrotan el espacio… Y por la tarde se llena de numerosos vendedores de   comidas  y la plaza se inunda de aromas indescriptibles que invitan a probar su gastronomía. Un mundo de color al que acompaña y complementa la caída del sol. La magia se acentúa por la noche cuando la plaza se ilumina con cientos de lucecitas difuminadas entre nubes de humo…

Pero tiene  mucho, mucho, mucho, más que ofrecer…

Marrakech es fascinante… Una de las ciudades preferidas por los turistas, así que hay que buscar un sitio cómodo donde alojarse yo recomiendo el  

Hotel Nobu Marrakech que  acaba de abrir sus puertas y será el primer hotel de la marca de estilo de vida global en el continente de África. Situado en el corazón del “Triángulo de Oro” de Marrakech, en el distrito de Hivernage, Hotel Nobu Marrakech estará a pocos minutos del corazón cultural de la ciudad, donde el rico patrimonio, los zocos exóticos y la vibrante plaza Djemaa el-Fna se encontrarán con el inconfundible estilo asiático de Nobu. 

El Hotel Nobu Marrakech, contará con 71 espaciosas suites, el reconocido restaurante y lounge Nobu y una azotea panorámica con piscina para huéspedes, un elegante restaurante y un sushi bar. Para el bienestar, el hotel también albergará uno de los spas más grandes de Nobu Hotels.

Los interiores del Hotel Nobu Marrakech de cinco estrellas rinden homenaje al pasado del edificio, al mismo tiempo que añaden el moderno estilo japonés de la marca. A su llegada, los huéspedes son recibidos por un espacio contemporáneo cálido, abierto y acogedor adornado con obras de arte locales y accesorios hechos a mano con detalles intrincados, que actúan como un homenaje a los artesanos del país y a la identidad arquitectónica de Marrakech. 

Las 71 suites se dividen tres plantas, cada una de ellas con el concepto japonés de Kokoro, que encarna la conexión espiritual con el destino. Las suites incluirán 44 junior Suites, 6 Deluxe Junior Suites, 18 Deluxe One Bedroom Suites, 2 Miyabi Suites y 1 Nobu Suite, todas ellas con vistas a la cordillera del Atlas del norte de África o a la mezquita Koutoubia, la más grande de Marrakech.

Con su propia entrada privada, cabina de DJ y terraza junto a la piscina, el restaurante y bar Nobu ofrecerá platos emblemáticos de Nobu, como bacalao negro al miso y sashimi de rabo amarillo con jalapeño, junto con nuevos platos creados por el chef Nobu Matsuhisa con sabores e ingredientes locales. 

La azotea girará en torno a una piscina circular y gozará de vistas 360 de la ciudad, incluidas las antiguas murallas que rodean el barrio de la Medina. El restaurante de la azotea cuenta con un bar de sushi Nobu y una selección diaria de platos marroquíes y mediterráneos de temporada.  

Con uno de los spas más amplios de todos los hoteles Nobu, el Pearl Spa ofrecerá un impresionante espacio de 2.000 metros cuadrados donde los huéspedes podrán escapar del ajetreo y el bullicio de la ciudad. Los huéspedes también podrán disfrutar de las zonas de relajación del spa, una piscina cubierta climatizada, hammams, jacuzzis, baños de vapor y saunas, así como una Suite Spa VIP y un gimnasio junto con un salón de belleza y peluquería.

El  Hotel Nobu Marrakech pertenece a la  marca  de lujo Nobu Hospytaliti  creada por Nobu Matsuhisa, Robert De Niro y Meir Teper  para proyectos hoteleros y de restauración únicos en todo el mundo hizo su debut en España en 2018, y cuenta con activos en Barcelona, Ibiza, Marbella y dentro de poco en San Sebastián.

Y, después a seguir descubriendo la ciudad… Fotos: Hotel Nobu Marrakech

Galería:

 

Impactos: 7

Web | + posts

El Cajón de Lady Pepa, es un espacio donde caben noticias de cualquier ámbito. En está página hablaré de temas que para mi sean interesantes al margen de si son o no actualidad. Es mi espacio, y quiero que sea un reflejo de lo que me apasiona, de lo que me molesta y lo que me sorprende. Me interesa la moda, me gustan los viajes, pero sobre todo admiro a las personas que con sus ideas e iniciativas ayudan a crear un mundo mejor.