17 de junio de 2024

Eudaimonía

Travel, Fashion, Beauty, Culture, Lifestyle… by María José Rasero

Para Isabel Pantoja vuelve a brillar el sol

Ya sabéis que tengo debilidad por Isabel Pantoja (porque odio las injusticias), una gran artista que durante mucho tiempo ha estado denostada por todos, y con la reputación por los suelos gracias a su propia familia y a una “piara” de enemigos, que por envidia y para hacer caja o tener audiencia, se han encargado de pisotearla, de olvidarse que es una persona con sus luces y su sombras, como todos.

Pero en esta vida hay que creer en la justicia divina (que sabe muy bien cómo devolver los “golpes”) y también, aunque cueste, en la de lo hombres, así que Isabel Pantoja está recuperando lo que le corresponde por derecho, después de esa etapa sombría:  El reconocimiento (que siempre había tenido) y mucho éxito profesional. 

En cada concierto se supera, (lo siento es que soy fan) pero es verdad ¿o no? Porque, qué cantante de su género, y de otros, arrastra a 10.000 personas al WiZink Center de Madrid. 

Algunos de sus peores detractores estaban allí, a sus pies, aplaudiéndola… Como me gusta esa verdad de que el tiempo pone las cosas en su lugar,  porque a la gente solo hay que darles tiempecito para que ellos solitos se desenmascaren… 

Isabel Pantoja ha pagado muy caro sus errores (en la cárcel donde no debería haber entrado nunca y económicamente), pero ha sabido estar en silencio. Un silencio que le habrá costado mucho dolor y muchas lágrimas, aguantando las embestidas de traidores que se han permitido el lujo de cuestionar hasta su arte, incuestionable siempre.

Pues bien, ella sigue ahí cosechando éxitos y los que han querido hacer  leña del árbol caído a costa de destruir su prestigio y casi su vida, ha sido algo puntual porque no han podido, algunas pobres ya no están en este plano,  otros como su propio hijo,  en su casa mordiéndose las uñas de envidia, otras, entre las que se encuentra su hija, haciendo piña con su joya de marido y niñera, a los que ha permitido que con sus declaraciones y ofensas  intentaran derribar a su madre,  Esta “niña” debería estar dando las gracias todos los días de su vida por ser su hija, porque gracias al parentesco ha tenido miles de oportunidades que no tienen otros (ahora trabaja en televisión, por supuesto para que hable de su madre, a ser posible mal). Presupongo su inteligencia, así que tendrá claro que si no fuera por su progenitora, le habrían dado una patada en el trasero hace mucho tiempo.

Así que, todo estos “perfectos” que se dedican a destruir la vida de la gente, en un mundo donde a nadie le interesa la verdad, sino proteger sus intereses, seguramente recogerán los frutos de lo sembrado. Isabel Pantoja seguirá en su Cantora rodeada de la gente que la quiere de verdad, (su hermano Agustín, su sobrina Anabel y alguien más) haciendo la vida que, al final, ha elegido y de vez en cuando, (esperemos que sea cada vez más), seguirá saliendo de ese espacio que ha convertido en su “madriguera”, para hacer feliz a la gente con su arte, (y recuperar un poco de dinerillo) y a quien no le guste, porque sus preferencias musicales sean otras, con no ir a sus conciertos es suficiente. Ellos se pierden su gran talento.  

Pero, afortunadamente, la cantante tiene un público fiel, y además, como suele pasar en los concursos televisivos, la gente apoya a las personas con las que se cometen injusticias, a quien un grupúsculo de impresentables que no se miran al espejo, han convertido en “mártir”. 

Que importante es, después de todo,  poder rodearte de gente que te quiera de verdad, que te hagan olvidar las decepciones de la vida, en quien poder apoyarte, no farsantes sin corazón.

Aunque, como ha dicho la tonadillera en su último concierto: “Si no se recuerda, no se vive, por eso hay que recordar…”, aunque duela.

 

Visitas: 2

Maria José Rasero periodista
 | Web

El Cajón de Lady Pepa, es un espacio donde caben noticias de cualquier ámbito. En está página hablaré de temas que para mi sean interesantes al margen de si son o no actualidad. Es mi espacio, y quiero que sea un reflejo de lo que me apasiona, de lo que me molesta y lo que me sorprende. Me interesa la moda, me gustan los viajes, pero sobre todo admiro a las personas que con sus ideas e iniciativas ayudan a crear un mundo mejor.