27 de junio de 2022

El cajón de Lady Pepa

Fotógrafa de prensa

Shakira y Piqué se han separado

Estoy enfadada. Sí, y mucho. Me molesta sobremanera ver como en la separación entre Shakira y Piqué, se hace especial hincapié en la diferencia de edad con la cantante.

Este momento tiene que ser muy triste para la intérprete, me solidarizo con ella, porque cuando amas a alguien y te es infiel se hace polvo tu autoestima, y si además, eres un personaje reconocido mundialmente como Shakira, que apostó por ese amor con el tontarra de Pique desde el minuto cero, el final de esta historia entristece.

Ambos se enamoraron y pasado el tiempo han terminado la relación. Es cierto que Piqué le ha podido ser infiel, pero cuando uno de los dos se enamora de otra persona es que con su pareja la relación está finiquitada. Como ha sido su convivencia a lo largo de estos 12 años, solo ellos lo saben. Pero la cantante no ha dudado en gritar a los cuatro vientos lo enamorada que ha estado, y parece que está, de quien era su chico, y siempre se ha mostrado más pasional que el catalán que transmite grandes dosis de frialdad y sosez.

No se pueden emitir juicios  simplistas en una ruptura porque las relaciones personales son mucho más complejas. En todo caso la infidelidad puede ser el colofón a una serie de desencuentros, que seguro son mucho más profundos en su relación de pareja.

Y por cierto… Aunque parezca que tiro de humor, lo que voy a decir a continuación lo he pensado mucho… y  he llegado a la conclusión de que los problemas entre la pareja pudieron empezar cuando Shakira quiso que Piqué aprendiera a mover las caderas (¿no?). Si eso fuera así entendería las razones del futbolista para poner tierra de por medio… porque a mi me pasó una cosa parecida:

Tiempo atrás tuve un novio brasileño y el principio del fin llegó cuando quiso que bailara samba…(tengo muchas virtudes, no creáis)  pero es que a mi…  lo explicaré en plan místico:  “Dios no me ha llevado por el camino del ritmo” … aunque solo fallo en la pista ¡eh!… no penséis… y yo no podía con su insistencia.

Porque… mi historia con el baile viene de más lejos, de cuando mi madre (que también era arrítmica) me vestía de sevillana, y como estaba muy mona pretendían que completara el cuadro mancándome unos pasitos, así que yo odiaba que me vistieran de flamenca, aunque por otro lado me motivaban muchos los trajes de faralaes.

Más tarde tuve unas amigas francesas a las que les gustaban los bailes latinos… (bueno en realidad le gustaban los latinos), y ya sabéis que estos chicos lo del ritmo lo llevan en la sangre, así que es más fácil conquistarlos a golpe de cadera… Después de una incursión en un bar latino (ellas lo máximo que sabían era moverse al ritmo de la marsellesa) se dieron cuenta que era imposible seguirlos (en la pista) y decidieron contratar los servicios de un profesor cubano bueniiisimo en todos los sentidos, porque de paso les alegraba la vista, y me apuntaron a mi también.

Llega el día y asistimos a la primera clase, ellas dándolo todo y yo con una vergüenza terrible, porque conozco mis limitaciones.. pero hice lo que pude.

Para mí la segunda clase se planteaba más complicada, pero antes de asistir, mi amiga Corinne va y me dice: “María José, que me ha dicho el profe que lo tuyo con el baile como que no tiene solución y que no hace falta que te gastes dinero en eso”… Y yo: ¿cómo? (haciéndome la ofendida… como si me estuviera sorprendiendo).

Me voy a la academia y le digo al profesor buenorro: “Oye, eso que le has dicho a mi amiga me lo podías haber dicho a mi en directo”. Y él todo seductor: “ Es que lo tuyo con el baile.. pero mami eres un carro, me tienes refrito, si quieres luego quedamos y podemos hacer muchas cosas, todas las que tu quieras, sin problemas” Y yo:  “Mira yo soy de todo o nada y si has tirao la toalla con tantas prisas no me interesa que me “enseñes” nada más. Odio a la gente que se da por vencido…” Y mis amigas… “Pero que está buenííísimo…” Pues pa vosotras. ¡ale!

Y el profe venga a reír, a coquetear y a tirar de piropos:

“Mima estás como el Poder Popular… tienes de todo y no das ná” y “Hola, soy nuevo acá, ¿me puedes decir dónde queda tu apartamento?”

Y yo que me estaba animando, aprovecho para devolverle otro que para eso he viajado:

 “Duerme con los ángeles, pero sueña conmigo, que un día dormirás conmigo y soñarás con los ángeles… si es que duermes”…

Ahora en serio. Tener una pareja más joven puede ser fruto de la casualidad, porque cuando conoces a alguien que te gusta lo primero que haces no es pedirle el carnet de identidad, te dejas llevar, y casi sin darte cuenta, estás iniciando una relación basada en el enamoramiento. Y si te enamoras, ¿ qué diablos tienes que cuestionarte…? Solo hay que tirar palante. La relación durará el tiempo que tenga que durar, exactamente igual que en dos personas de la misma edad.

Personalmente creo en el amor, en el verdadero amor, en esa conexión que se crea entre dos personas sin que puedas evitarlo, que hace que lo único que desees sea estar juntos en todas las circunstancias posibles. Donde no existen las excusas que se dan muchos para justificar una amistad con derecho a roce, donde puede haber mucho cariño pero no amor, con pretextos varios como: ¿Comprometerme? ¡Jo! “Con los problemas de trabajo y economía que tengo…” o el manido: “Eso es cosa de jóvenes”, dando por sentado que esas circunstancias condicionan comenzar algo auténtico. Como si tuviera algo que ver…

Solo son excusas. Hay mucha cobardía para reconocer sentimientos. Porque en vez de ir de restaurantes o de viajes, si la economía no está en su mejor momento, uno se queda en casa viendo “pelis” en televisión, si no se puede viajar uno da un paseíto por un parque y después un chocolatito con churros… ¿O no? Porque lo importante es estar con esa persona que te hace vibrar y hace que tu vida sea muchísimo mejor.

Porque ¡chicos!… estamos hablando de amor no de arriesgar en bolsa, de un sentimiento que no se puede controlar, de una emoción que surge sin más y con la persona que menos te lo esperas. Estamos hablando de compartir, de ser felices, de hacer el amor, de dar las gracias por tener la suerte de que eso tan bonito nos suceda y poder vivirlo.

Aún a riesgo de quedar como una cursi para mi estar con una pareja de la que estás enamorada (nada de medias tintas) no se puede comparar con nada, Ese sentimiento te hace fuerte y te ayuda a afrontar cualquier circunstancia de la vida con determinación, desde una perspectiva absolutamente feliz.

Así que desearía que cualquiera que hable de Shakira y Pique se olviden de sí ella es unos años mayor y se comente su ruptura desde otro prisma, porque yo creo que no ha podido estar más enamorada y con su belleza aniñada parece más joven que el futbolista.

¡Ah! Y lo que siento es que la mayoría de las parejas no están juntas por amor. Muchos ni siquiera empezaron su aventura estando enamorados, sino interesados en un conjunto de “cosas” que tenía el otro. Pero hay gente a la que le gusta engañarse.

Cuando me dicen: “Cualquier día de estos ….” Yo respondo: Solo cuando esté loca por alguien y él también de mi. Si no es así.. No vale la pena.

Web | + posts

El Cajón de Lady Pepa, es un espacio donde caben noticias de cualquier ámbito. En está página hablaré de temas que para mi sean interesantes al margen de si son o no actualidad. Es mi espacio, y quiero que sea un reflejo de lo que me apasiona, de lo que me molesta y lo que me sorprende. Me interesa la moda, me gustan los viajes, pero sobre todo admiro a las personas que con sus ideas e iniciativas ayudan a crear un mundo mejor.