2 de octubre de 2022

El cajón de Lady Pepa

Fotógrafa de prensa

Palmira (Siria)

Hace unos años tuve la oportunidad de viajar a Siria y visitar las ruinas grecorromanas de la ciudad de Palmira (en árabe Tadmir que significa “ciudad de los árboles de dátil”) Un lugar que se convertía en objeto de devoción de cualquiera que tuviera la suerte de contemplarla. El sol del atardecer y el susurro del viento atravesando sus columnas hacía que quisieras quedarte en lo que fue “la perla del desierto” para siempre…Y ya anocheciendo y sentadas entre las dunas mirando su cielo plagado de estrellas nos sentimos más cerca de Dios… Pero ese silencio casi místico, se vio interrumpido por lo que parecía una voz, y pensamos en la inteligente reina Zenobia y en que tal vez su espíritu vivía todavía en su amada Palmira.

Pero la joya del desierto sirio fue conquistada por el Estado Islámico (Daesh) durante la guerra de Siria, dejando atrás la sensibilidad que se les presupone a los seres humanos casi la convierten en cenizas. La impresionante luz dorada del atardecer y la belleza de su imagen casi irreal, sirvió a los talibanes de iluminación macabra y como escenario para asesinar y torturar a una treintena de personas en ejecuciones filmadas, para que no quedara duda de su barbarie. Entre ellos, tras un mes de tortura y vejaciones murió decapitado al hombre que más había hecho por mantener el esplendor de la ciudad el ex director del yacimiento, Khaled Asaad, tenía 82 años. Seguro que si antes de su desgracia le hubieran preguntado dónde quería morir habría elegido Palmira, así que los talibanes aunque lo mataran le concedieron una última voluntad desaparecer junto a su amada ciudad.

En la actualidad, y una vez más liberada de manos de esos bárbaros que la conquistaron para dinamitarla como a otros monumentos, un equipo de arqueólogos sirios y rusos han puesto en marcha un difícil proyecto para reconstruir los sitios destruidos por los terroristas en la milenaria ciudad de Palmira, (declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1980). Será difícil pero no imposible, volverá a renacer como a lo largo de su historia.

Quiero volver a ese fascinante lugar, quiero volver a todos los sitios que me hicieron feliz, que me hicieron soñar… Porque hay lugares en el mundo donde uno difícilmente puede sustraerse a la magia.  Fotos: María José Rasero y agencias.

Web | + posts

El Cajón de Lady Pepa, es un espacio donde caben noticias de cualquier ámbito. En está página hablaré de temas que para mi sean interesantes al margen de si son o no actualidad. Es mi espacio, y quiero que sea un reflejo de lo que me apasiona, de lo que me molesta y lo que me sorprende. Me interesa la moda, me gustan los viajes, pero sobre todo admiro a las personas que con sus ideas e iniciativas ayudan a crear un mundo mejor.