2 de octubre de 2022

El cajón de Lady Pepa

Fotógrafa de prensa

Final de la 40 edición de la Copa del Rey MAPFRE. Don Juan Carlos I debería haber estado en Mallorca

Hoy es la final de la 40 Copa del Rey Mapfre, así que estamos a punto de concluir una edición histórica. Para mí, ha sido una pena que el rey emérito don Juan Carlos no haya tenido la oportunidad de competir en ella. Personalmente no me importa que le persigan unos errores que han estado a punto de cargarse la monarquía y que le obligaron  a abdicar antes de tiempo, no me importan sus amoríos, que al final son como casi los de todos, solo que en este caso fueron públicos, no me importa su fama de “bon vivant”, no me importan las normas arcaicas de una institución como la real, complicadas en tiempos presentes, no me importa que doña Sofía haya sido, aparentemente la gran perjudicada por tener un marido que la ha traicionado repetidamente… Mirándola en la recepción de la otra noche, pensaba: “Que extraño que está mujer, educada para reinar, durante años haya aceptado ese papel de perpetua segundona sin separarse del rey y que si no lo ha hecho ha sido, quizás,  porque lo ha querido mucho…”

Doña Sofía es una mujer inteligente, que ha sabido en todo momento dónde estaba, con quién estaba y lo que hacía. Así que su papel ha estado claro y si ella decidió no apearse de ese lugar y mantenerse en su papel de mujer despechada, de esposa traicionada ha sido porque ha querido.

Pero… Yo hablo de Don Juan Carlos como persona, me quiero olvidar de su rango… Estoy segura que mientras sigue la regata en streaming desde Abu Dabi recordando tiempos más felices, pensará como le hubiera encantado estar en Mallorca en estos días…Sobre todo por la gran cantidad de «chorizos» peores que él, que campan a sus anchas a lo largo del país sin tener que abandonarlo.

Y es que el éxito de esta competición se debe en gran parte a él, que ha sido uno de los grandes impulsores de esta regata, por supuesto junto a sus amigos y casi hermanos, Josep Cusí  (con el que la ha ganado en seis ediciones) y Pedro Campos (que se ha alzado con el Trofeo hasta en 11 ocasiones) y que fue el artífice de que don Juan Carlos volviera a España, aunque fuera solo por unos días, para participar en las regatas de Sanxenxo.

La vela siempre ha estado presente en la vida de Don Juan Carlos por tradición familiar, su padre el Conde de Barcelona la practicaba así como la infanta Cristina que fue suplente en el equipo de vela que participó en las Olimpiadas de Barcelona, incluso llegó a ser la abanderada en la ceremonia de inauguración, además de otros logros deportivos con el Azur de Puig. Lo de doña Elena (aunque le hemos podido ver en alguna ocasión a bordo de un velero), han sido más los caballos…

Yo, estoy segura que el Rey Felipe IV, si no es porque está obligado a no hacerlo por la situación política del país, hubiera preferido competir contra su padre, echarse unas risas con él en las carpas del Club Náutico y celebrar que a los 84 años don Juan Carlos está vivo… Con sus errores y sus éxitos con sus defectos y virtudes, pero es su padre…Y todos perdonamos los errores de nuestros progenitores, lo mismo que ellos nos perdona  a nosotros. Porque el tiempo pasa y lo que no hacemos mientras viven, se queda para el universo…

Y… Don Juan Carlos hubiera bromeado con sus nietas y tal vez habría convencido a doña Leti, (que lo de la vela no le va) que dejara a las niñas darse un garbeo a bordo del Bribón… Y es que lo de Doña Letizia y su falta de interés por la náutica está claro… Pero lo de las niñas aún no sabemos si es que su madre les ha dicho: “!Quietas aquí!”…. Y seguro que al final se habría ganado el favor de la reina con su simpatía, porque el rey emérito es muy simpático… Y, porque el tiempo hace que nos olvidemos de lo que nos hace daño, de los sinsabores y aprendamos  a valorar el presente y Doña Letizia, pasados los años, está haciendo un papel como reina consorte impecable…

Que tomen nota los que siguen diciendo que para ser reina hay que tener sangre “azul”… No señores, para ser reina, o cualquier otra cosa en la vida, solo hay que ser inteligente… Por cierto, con su suegra, parece que las cosas han mejorado, si nos atenemos a la imagen de complicidad que ambas reinas dejaron para la historia en la recepción real del Palacio de Marivent.

Tal vez esta reflexión que hago, para muchos, sea simplista… Pero no me importa, porque he dicho que quería ponerme en el lugar de la persona no del ex rey… Don Juan Carlos es un hombre mayor, no digo anciano, porque a veces esta palabra suena a despectivo… Es un hombre mayor… pero sobre todo es una persona que debería residir en su país, y con esto no digo que no tenga que afrontar sus malas decisiones, como todos… Pero poder vivir en su país.

Porque a los 84 años y teniendo en cuenta que no se puede retroceder al pasado para rectificar nuestras acciones, no importa donde vivamos…

Y, mientras tanto, y sin que tenga remedio (porque el tiempo no se recupera) la regata vivirá hoy la recta final  y el viento seguramente se aliará con los regatistas, como desde el inicio de esta histórica 40 edición… Y seguirá contando con la presencia del Rey Felipe IV compitiendo  en la  clase BMW ORC 2  a bordo del Aifos 500. En la penúltima jornada ha sido segundo en la segunda manga del día y ocupa la sexta posición provisional, así que este año lo más probable es que no gane la prueba.

Pero el próximo año ¿Porqué no?… Y puede que hasta acompañado de su padre. Fotos: Copa del Rey MAPFRE

Web | + posts

El Cajón de Lady Pepa, es un espacio donde caben noticias de cualquier ámbito. En está página hablaré de temas que para mi sean interesantes al margen de si son o no actualidad. Es mi espacio, y quiero que sea un reflejo de lo que me apasiona, de lo que me molesta y lo que me sorprende. Me interesa la moda, me gustan los viajes, pero sobre todo admiro a las personas que con sus ideas e iniciativas ayudan a crear un mundo mejor.