27 de junio de 2022

El cajón de Lady Pepa

Fotógrafa de prensa

¿Estás casada, tienes pareja, quieres a alguien…?

Acabo de regresar de un pequeño viaje y estaba repasando anécdotas del mismo, una de ellas me ha resultado curiosa, (aunque no sé si debería incluirla en el “apartado” anécdotas) y que se suele repetir con frecuencia, y es la manera que tienen muchos hombres de ligar. ¿Errónea? Para algunas mujeres sí. Me explico: Durante estos días he tenido un compañero que parecía interesado en mí desde el minuto cero que nos presentaron, aunque la verdad es que casi no tuvimos la ocasión de compartir más que unos comentarios intrascendentes.

Una vez llegamos al destino nos llevaron a cenar a un restaurante encantador con un jardín de lo más bucólico, estaba anocheciendo y la luna llena brillaba en todo su esplendor. Pues bien, este hombre se me acerca, después de tonteos varios, y me pregunta: ¿Estás casada? Yo, ¡No!. ¿Tienes pareja? Yo, ¡No!. y entonces inicia una maniobra de acercamiento express, muy express y yo… ¡No!. El se extraña, porque si no estoy casada, ni tengo pareja, él es atractivo y nos espera un hotel con unas habitaciones maravillosas ¿dónde está el problema? y aprovecho para explicárselo: “No me has hecho la pregunta correcta”. Ahí se queda, mirándome con cara de sorpresa y se lo razono: “La pregunta que deberías haberme hecho, no es si estoy casada, tengo pareja o quiero a alguien, es: ¿Estás enamorada?”.

Y seguí explicándole y él siguió sin entenderlo… “¡Verás! Para mi que alguien esté casado no es sinónimo de amor aunque hayas firmado un contrato, vivir en pareja tiene que ver con un compromiso verbal que se convierte con el tiempo en algo tan denso, mental y económicamente como el de un matrimonio.. pero, que, en teoría, cuesta menos romper… ¡Mentira!. Querer a una ex pareja también forma parte de lo normal, porque cómo no querer a alguien con quién has compartido un trozo de tu vida y con la que estás obligado a llevarte bien aunque sea, en el caso de los que tienen hijos, porque tienes unas obligaciones con ellos.»

Pero, para mi, lo que hace que ligues o no, que seas fiel a tu pareja o no, es estar enamorado/da (siempre suponiendo que la persona que se acerca te guste) porque lo que cuenta para compartir tu vida (bueno vamos a dejarlo en un tiempecito… tampoco tengo el día tan optimista) con alguien es el amor, son las ganas de estar solo con esa persona, que con solo rozarte te invada la pasión… (Si. ¡vale! he puesto el listón un poco alto, pero para mí o eso o nada) todo lo demás es engañarse a si mismo…

No hay que estar con nadie solo por costumbre, por no estar solos, por los hijos o intereses varios… (desgraciadamente hay mucha gente que para estar con una persona antes le pide el extracto de la Caixa y la escritura del piso) y aquí incluyo a hombres y mujeres…Repito, porque estoy segura, que el único ingrediente que hace que funcione una pareja es el amor con mayúsculas.

Y… no me digáis eso tan manido de: “El enamoramiento dura poco y se transforma es algo más sólido”. Sí, sí el desamor se puede justificar de muchas maneras, es lo que todos decimos para intentar justificar que mantenemos relaciones monótonas que nos hace infelices y nos lleva, en muchos casos, a tener una doble vida. Podría dar ejemplos de lo que hacen miembros de parejas felizmente casadas cuando van solos de viaje. ¿Eso es respeto?

Y a partir de ahora “juro” no escribir sobre cuestiones relacionadas con el amor, porque se me está notando mucho, que además de cursi, es un tema en el que soy una descreída… Aunque, tal vez no tanto, porque guardo una de las llaves que me dio la sirenita para mí misma… (leer “Viajar en crucero”) porque en el fondo estoy segura que llegará el momento en que pueda utilizarla… Las demás casi están repartidas…

Web | + posts

El Cajón de Lady Pepa, es un espacio donde caben noticias de cualquier ámbito. En está página hablaré de temas que para mi sean interesantes al margen de si son o no actualidad. Es mi espacio, y quiero que sea un reflejo de lo que me apasiona, de lo que me molesta y lo que me sorprende. Me interesa la moda, me gustan los viajes, pero sobre todo admiro a las personas que con sus ideas e iniciativas ayudan a crear un mundo mejor.