17 de junio de 2024

Eudaimonía

Travel, Fashion, Beauty, Culture, Lifestyle… by María José Rasero

Moda… Ese mundo de fantasía

Para mi los desfiles de moda tienen que ver con fantasía, con glamour, con arte, es una manera de presentar diseños de ropa que aislados y colgados en una percha tal vez ni los mirabamos, pero que en la pasarela adquieren una relevancia que los convierten en auténticos objetos de deseo.

De este mundillo tan especial, tan fashion, donde todo el mundo cree estar por encima del bien y del mal, donde los egos y las fantasmadas juegan un papel  tan importante donde todos se creen Chanel, Yves Saint Laurent o Cristóbal Balenciaga hay cosas que a mi que llevo años frecuentando el ambiente siguen llamándome la atención os explico: Tengo la costumbre de antes de ver un desfile leer la descripción que ha hecho el diseñador del mismo Los temas que les inspiran sus colecciones suelen ser variados y las explicaciones para describir el resultado variopintas, pero eso sí, siempre envueltas en un lenguaje rebuscado que pretende  conceptos grandilocuente, definiciones en muchos casos ininteligibles que pretenden ser epatantes como si ello les aportará más creatividad, y cuando vemos la colección en la pasarela no tiene nada que ver con la descripción que hacen en el folleto…Conclusión no hay que leer los catálogos. 

En esta edición de la pasarela Mercedes Benz Fashion Week Madrid la diseñadora de la firma de lencería Andrés Sardá ha explicado que se ha inspirado en las estaciones de esquí de lujo. La firma catalana de ropa interior suele sorprender con unas escenografías espectaculares y este año ha “convertido” la pasarela en una estación de esquí.

El hilo conductor es que un grupo de amigas deciden pasar unas vacaciones esquiando. Llegan al hotel  y una vez instaladas deciden dar un  paseo y recorrer las calles del pueblo (lo que hacemos todas), entran en las tiendas, por la noche se van a cenar y terminan de fiesta en cualquier discoteca, y por supuesto, también esquían. Todo ello vestidas siguiendo la tendencia  de llevar la ropa interior al exterior, vamos que los pantalones los dejas en el hotel, así que te paseas con unos conjuntos de bragas y sujetadores confeccionados con encajes, rasos, etc. espectaculares, y claro como es imposible hacer todas esas actividades en lencería  rodeada de nieve porque te pelas de frío, la marca los complementa con espectaculares plumones y abrigos de pieles… En la colección también encontramos trajes de chaqueta que llevan incorporada la ropa interior y se ve, y espléndidos vestidos para triunfar en cualquier alfombra roja del mundo (mejor si es verano) porque no dejan nada a la imaginación. 

Viendo la colección, yo me pregunto en qué estación de montaña vas por la calle con semejantes conjuntitos y no digamos, la que se puede liar si te fallan los botones del abrigo (que ni siquiera sé si tienen) ¡Vaya espectáculo! A una discoteca quizás sí porque suelen estar caldeaditas y más después de tomarte dos copazos por aquello de recuperarte del frío que has pasada en la calle… Pero, aun así, ir en bragas y sujetador aunque sea tendencia puede levantar muchas pasiones y “otras cosas”  entre algunos y algunas, pero no haría que las gente que nos viera nos preguntará de qué diseñador vamos “vestidas”, seguramente pensarían en hacer cualquier otra cosa.  En fin que está muy bien crear… que  cualquier situación es buena para dejar fluir la imaginación.

Hay otras firmas como es el caso de Agatha Ruíz de la Prada que le ponga el título que le ponga a sus colecciones (este año la inspiración le ha venido de los frascos de colonia que comercializa y del amor  (pues mira que lo del amor está bien, estoy con ella)… No esperas de la diseñadora nada más que lo de siempre, con pequeñas variantes o complementos, este año bolsos muy monos, y… ¡Olé!,  porque ella es pura naturalidad y alegría, así que es un auténtico placer ver sus colecciones, aunque sean “casi” repetidas porque siguen siendo un reflejo de la autenticidad de la diseñadora… Por muchos años Agatha.

Después están los “creadores súper fashion” a los que la crítica  pone por las nubes por diferentes motivos y que poco tiempo después desaparecen del mercado. En realidad, yo a la crítica no la entiendo porque a veces ven valor en coleccione infumables, aburridas, que por más voluntad que le ponga cualquier posible comprador, utilizarlos es como un imposible  Nada más probarte uno de los modelitos de marras (por el que encima te piden un  pastizal como si por una pieza quisieran recuperar el precio de la colección) es dejarlo ipso facto por imponible y horroroso.

Otros de los temas que llevo fatal es la moda de presentar las colecciones utilizando gente “corriente” nada de maniquíes profesionales, En realidad nunca sabes si los diseñadores que lo hacen es porque no han tenido dinero para pagar profesionales y se traen a sus conocidos, amigos, familiares, etc. con la excusa de reivindicar cualquier cosa… Pero lo cierto es que convierten la pasarela en el desfile de los monstruos.

Sí, ¡Claro! Cada uno enseña su ropa como quiere, pero lo que ya no me parece tan bien es que haya un sector de gente que pretenda convencernos de que tiene que llegar la “normalidad” a la pasarela, como si las maniquíes o modelos altos guapos y esbeltos no fueran normales … Existe inevitablemente gente alta, baja guapa, fea, gorda y delgadas y todos son normales (bueno algunos no mucho, pero eso no tiene  nada que ver con la estética es el cerebro…), aunque  lo que no hay que negar es que la mayoría de ropa que presentan los diseñadores en las pasarelas, que a veces son modelos pensados para llamar la atención sobre lo que después venderán en sus tiendas, sienta mejor a un cuerpo esbelto  a una “modelo” que como  la misma palabra indica por sus características “sirve de pauta para ser imitada” y por qué no.

No pasa nada porque no todos seamos espectaculares, pero hay que aceptar que cada uno funciona mejor en un tipo de actividad que en otra. El mundo de la moda tiene mucho que ver con la estética y la belleza y para eso existen unos cánones  reconocidos por todos, así que es normal que en las pasarelas aparezca gente guapa.

La normalidad, la imperfección, ya la vemos en la calle, estamos rodeados de ella… ¿Y qué…? Como si algún diseñador no quiere utilizar modelos, son opciones personales, pero respetemos a la gente que ha tenido la suerte de tener un físico con unas características que se ajustan más al prototipo de belleza ideal. A veces parece que las mujeres y hombres que se dedican al mundo de la moda tienen que pedir perdón por su genética.

El año pasado dieron el premio Premio L’Oréal París a la Mejor Modelo de Mercedes-Benz Fashion Week Madrid 2022 a Lorena Durán una de nuestra top de talla grande, más internacionales pero… ¿Fue la mejor modelo? Pido disculpas a los entendidos si dudo de su opinión, lo que sí sé es que es la modelo que mejor representa el momento que vivimos en España. Y nadie dice que Lorena no sea merecedora de un premio o de quince y que desfile mal. ¡Ojo!

En las pasarelas del mundo, generalmente apuestan por la elegancia en estado puro, porque vivimos un momento en el que se da más valor al exterior que al interior, y cuando tratamos de vender algo influye el mejor envoltorio. La competencia es atroz, así que dejemos la “normalidad” para “disfrutarla” en la cotidianidad.

Porque… Supongo, que para conseguir subvenciones no se ponen condiciones en cuanto a qué tipo de modelos utilizar  ¿O si?

A la 77ª edición de MBFWMadrid ha contado con la presencia de diferentes representantes del Gobierno nacional demás de como Pedro Sánchez, nuestro ínclito presidente de Gobierno y su esposa Begoña Gómez que han acudido al desfile (no sé si en Falcón) de la diseñadora catalana Teresa Helbig y fue abucheado y tachado de “traidor”.. ¿Por qué será? Bueno él hace cosas, en cierta ocasión llamó a Sálvame.

A los desfiles han acudido un montón de famosos que no se han querido perder las ultimas tendencias de moda. No han faltado un gran número de visitas institucionales como Pedro Sánchez, nuestro ínclito presidente de Gobierno y su esposa Begoña Gómez, acudieron al desfile de la diseñadora catalana Teresa Helbig y fue abucheado y tachado de “traidor”.. ¿Por qué será?

Y, otra cosa, todas estas señoras y señores que abogan por la supuesta “normalidad” en el mundo de la moda, se gastan auténticas fortunas en arreglos estéticos y en tratamientos dietéticos… No será que quieren parecer “modelos”. Fotos: MBFWM

 

 

 

 

 

 

Visitas: 13

Maria José Rasero periodista
 | Web

El Cajón de Lady Pepa, es un espacio donde caben noticias de cualquier ámbito. En está página hablaré de temas que para mi sean interesantes al margen de si son o no actualidad. Es mi espacio, y quiero que sea un reflejo de lo que me apasiona, de lo que me molesta y lo que me sorprende. Me interesa la moda, me gustan los viajes, pero sobre todo admiro a las personas que con sus ideas e iniciativas ayudan a crear un mundo mejor.