17 de junio de 2024

Eudaimonía

Travel, Fashion, Beauty, Culture, Lifestyle… by María José Rasero

Extorsión sexual a cambio de agua

Kenia posee una de las mayores economías de Africa del Este pero eso no es suficiente cuando está mal repartida y sus habitantes sufren todo tipo de desigualdades sociales empezando por la educación, exclusión femenina, bajísimo nivel de vida dada la mala gestión del gobierno, sospecha de altos niveles de corrupción en el sector público, y violencia. 

La sociedad civil y la ciudadanía keniana son el motor del cambio, pero se les suele tachar de indiferencia, mala organización y dependencia. Los niveles más altos de pobreza de Kenia se encuentran en las comunidades agrícolas y pastoriles del norte. En algunas zonas, el 95% de la población se encuentra bajo el umbral de la pobreza.

Pero si alguien sufre en estas condiciones de desprotección y violencia son las mujeres que ya desde niñas siguen siendo mutiladas, obligadas a matrimonios pactados convertidos en transacciones económicas, para ayudar a la familia a salir momentáneamente de su mala situación a través de la dote. 

Miles de niñas están afectadas por muchos tipos de violencia al que  suman el de la sequía, aunque la corrupción en el sector del agua no es nueva.  Esta corrupción de género no monetaria denominada “sextorsión” afecta de manera desproporcionada a las mujeres y las niñas. Y en Kenia hay proveedores de agua corruptos que se aprovechan de la peor manera posible: pidiendo favores sexuales como soborno a cambio de unos pocos litros de la prestación de este servicio básico. 

Cada día, miles y miles de mujeres y niñas se ven obligadas a mantener relaciones sexuales a cambio de unos pocos litros de agua. Imagina que necesitas agua tan desesperadamente que harías cualquier cosa por conseguirla. Cualquier cosa… 

Los expertos estiman que miles mujeres de todo el mundo (puede que sean cientos de miles) se enfrentan a esta situación día tras día. Les están destrozando la vida a niñas y mujeres que no tienen elección. Pero, para colmo, ninguna ley prohíbe esta vil coerción. Es una práctica permitida.

Para quienes tenemos agua corriente, este horror puede parecernos inimaginable pero, en los suburbios de Kenia, se trata de un recurso tan escaso como valioso. Muchas mujeres y niñas se encargan de caminar varios kilómetros para conseguir agua suficiente para que sus familias sobrevivan, y su desesperada situación las hace muy vulnerables.

Y no solo hablamos de Kenia: allá donde aceche la extrema pobreza, la explotación sexual aparecerá tarde o temprano. Se han documentado estos abusos en Bangladesh, México y Colombia. Las consecuencias son devastadoras: las mujeres se ven corroídas por la culpa y expulsadas de sus comunidades, la epidemia de VIH puede agravarse y aumenta el número de embarazos adolescentes. Legislar marcaría una gran diferencia en la protección de niñas y mujeres.

Unámonos a las valientes activistas kenianas que defienden los derechos de las mujeres y exijamos el fin de esta atrocidad

¡Prestémosles nuestra voz y ayudemos a ilegalizar estos horribles abusos contra las mujeres y las niñas más vulnerables!. Muchas asociaciones humanitarias se han hecho eco de la violencia sexual  que sufren estas mujeres y  se han movilizado  para exigir un acceso igualitario a la educación, para protegerlas de los regímenes autoritarios y para blindar los derechos reproductivos de las mujeres de todo el planeta

Así que sumémoslo a Avaaz y unamos nuestras fuerzas a las de Kenya Water and Sanitation CSOs Network (KEWASNET), la Africa Civil Society Network for Water and Sanitation (ANEW),  el Umande Trust valientes supervivientes de la extorsión sexual a cambio de agua.

Nuestro movimiento podría cambiar eso. Las asociaciones kenianas que velan por los derechos de las mujeres han informado de que el gobierno está planteándose promulgar una ley para penalizar estos abusos, y una presión internacional contundente podría marcar la diferencia. Fotos: Avaaz.org

 

 

 

Visitas: 4

Maria José Rasero periodista
 | Web

El Cajón de Lady Pepa, es un espacio donde caben noticias de cualquier ámbito. En está página hablaré de temas que para mi sean interesantes al margen de si son o no actualidad. Es mi espacio, y quiero que sea un reflejo de lo que me apasiona, de lo que me molesta y lo que me sorprende. Me interesa la moda, me gustan los viajes, pero sobre todo admiro a las personas que con sus ideas e iniciativas ayudan a crear un mundo mejor.