24 de julio de 2024

El cajón de Lady Pepa

Travel, Fashion, Beauty, Culture, Lifestyle… by María José Rasero

Can Vivot, la casa señorial más espectacular de Palma

Este palacio mallorquín noble y elegante, situado en el barrio histórico de Palma (calle Can Savellà, nº 4) se conserva intacto, desde su última reforma promovida por el primer marqués de Vivot entre 1690 y 1711), incluido el mobiliario. Fue declarado Monumento Artístico Nacional en 1973 y más tarde Bien de Interés Cultural (BIC) en 1985. Al entrar en él se abre un mundo que apenas ha cambiado desde el siglo XVIII. 

 

El centro histórico de Palma es una maravilla arquitectónica y cultural. Un espacio donde, en el pasado, vivía la nobleza mallorquina por lo que concentra un gran número de casa señoriales y mansiones y acumula la mayoría de monumentos históricos más atractivos de la ciudad.

En este barrio también esta enclavado la grandiosa y espectacular catedral gótica de Palma conocida “La Seu” y el  Palacio Real de la Almudaina (una de las residencias de la familia real española), el Museo de Arte Contemporáneo “Es Baluard”  integrado en las murallas de la ciudad, la Iglesia de la Anunciación que alberga la talla del  Santísimo Cristo de la Sangre un Cristo crucificado y muerto en la cruz obra del escultor malagueño Francisco Palma Burgos en el año 1941, de gran veneración por parte de los mallorquines.l cas

Además sus estrechas calles están salpicadas de iglesias, galerías de arte, hoteles, algunos de  los mejores restaurantes de cocina creativa  de la ciudad e infinidad de tiendas de moda, diseño de interiores, etc.

De trazado medieval, se trata de uno de los cascos viejos más grandes y mejor conservados del mediterráneo y de Europa. Cada calle y cada pequeño callejón del casco antiguo es un tesoro que esconde, entre otras maravillas, puertas abiertas y patios de antiguas casas señoriales, llamadas casals. Uno de los más conocidos y visitados es el casal Can Vivot, (cerca de la Iglesia de Santa Eulalia) un edificio muy emblemático de la ciudad majestuoso y refinado a partes iguales.Con su fachada imponente y su interior ricamente decorado, es un tesoro arquitectónico que invita a sumergirse en el esplendor del pasado y a maravillarse con su encanto atemporal. Con su fachada imponente y su interior ricamente decorado, es un tesoro arquitectónico que invita a sumergirse en el esplendor del pasado y a maravillarse con su encanto atemporal. 


Este imponente casal se esconde tras una verja de hierro forjado en un estrecho callejón en el corazón de Palma; tras esa verja se abre un espléndido patio barroco sostenido por columnas corintias y exquisitamente decorado con azulejos tradicionales, plantas exuberantes y una fuente centenaria. Este espacio encantador es el corazón del casal y sirve como punto de partida para explorar sus tesoros ocultos. 

La parte que está abierta al público muestra las estancias reformadas en 1700 y que han quedado como congeladas en el tiempo. Dicha visita incluye el jardín, una sala de armas, una biblioteca, un despacho, un dormitorio, un comedor y una capilla, entre otras estancias, y permite realizar un recorrido por los siglos. 

Una de las joyas de Can Vivot es su biblioteca, decorada con los frescos mitológicos pintados por Dardarone y vidrieras rojizas de Soldati. Su archivo contiene una vasta colección de libros antiguos, manuscritos y documentos históricos relacionados con la familia Vivot y la historia de Palma. Además, posee, entre otros tesoros, un cuadro de Miquel Bestard del XVI y una carta náutica original del XV. 


Otra de las estancias importantes del casal es su capilla privada, un santuario de paz y serenidad donde la familia Vivot solía reunirse para sus oraciones y ceremonias religiosas. Decorada con frescos y esculturas religiosas, es un testimonio de la fe y la devoción de sus antiguos moradores. Sin olvidar la sala de música, en la que hay un recuerdo del paso de Alfonso XIII y Victoria Eugenia, que se hospedaron en el palacio. 


Antes de adentrarse en la alcoba real, la última parada del recorrido por Can Vivot, hay que apreciar la sala de armas, el salón dorado, decorado con pinturas al óleo que narran la historia de la familia Vivot, o sus terrazas y jardines con vistas al mar Mediterráneo.  

Tapices flamencos, bargueños napolitanos, jardines ornamentados o un portal gótico del siglo XV reconvertido en chimenea son otros de los elementos arquitectónicos y decorativos que pueden apreciarse durante la visita. El casal ofrece visitas guiadas, con previa reserva, realizadas por un miembro de la familia propietaria de Can Vivot; una forma ideal de conocer la historia de esta casa señorial única en Palma


En el casco antiguo de la ciudad pueden visitarse algunos otros casals, antiguas residencias señoriales que han sido conservadas y restauradas para preservar su valor histórico y arquitectónico. Estas impresionantes edificaciones, que datan de diferentes épocas, son ejemplos destacados de la arquitectura tradicional mallorquina y albergan una rica historia y patrimonio cultural. El Casal Solleric con su impresionante escalera, el Casal Balaguer con el patio visitable más bonito y mejor conservado de la ciudad  o Can Bordils una de las casas señoriales más antiguas y sede del Archivo Municipal de Palma, son de visita obligada. Fotos: Turismo de Palma

 

 

Visitas: 16

Maria José Rasero periodista
 | Web

El Cajón de Lady Pepa, es un espacio donde caben noticias de cualquier ámbito. En está página hablaré de temas que para mi sean interesantes al margen de si son o no actualidad. Es mi espacio, y quiero que sea un reflejo de lo que me apasiona, de lo que me molesta y lo que me sorprende. Me interesa la moda, me gustan los viajes, pero sobre todo admiro a las personas que con sus ideas e iniciativas ayudan a crear un mundo mejor.